Martha Ballesteros-Shakti  tiene más de 20 años de experiencia facilitando procesos de Empoderamiento Personal a nivel internacional. Ella vivió muchos años en India y aprendió durante esos años el arte de integrar el estado de meditación y conciencia plena en la vida cotidiana. Martha ha sido entrevistada en numerosas revistas, periódicos y programas de radio y televisión. Por ese medio ella ha logrado compartir con el público sus extraordinarias experiencias.

Martha tiene el nombre sánscrito Shakti, que es la energía cósmica primordial, la personificación femenina del Divino Poder Creador, conocido también como “La Gran Madre Divina”.

Su trabajo en las artes sanadoras comenzó en 1972, enseñando a terapeutas ocupacionales en la Universidad del Rosario en Bogotá. Martha ha recibido entrenamiento en Programación Neurolingüística,  Tecnología Rapid Eye,  Masaje Terapéutico, Terapia Cráneo Sacral, Reiki, Regresiones, Liberación de Traumas en la Infancia, Coaching, Hipnoterapia Clínica, Hipnosis Ericksoniana, Solución de Traumas, Terapias Meditativas de Osho, Tantra, Meditaciones Activas de Osho, Entrenamiento Osho No-Mente y Sanación Pránica. Martha fue entrenada personalmente por la Doctora Ann Wigmore, como Educadora del Estilo de Vida de Alimentos Vivos. Estos procesos holísticos son la tecnología más avanzada existente hoy en el área de transformación y evolución personal; sus resultados rápidos y duraderos han sido una gran bendición en la vida de millones de personas alrededor del mundo.

Palabras de Martha:

En 1995 tuve una experiencia cercana a la muerte.  Cinco días después de mi operación de columna tuve un episodio clínico grave; mi presión arterial bajó a cero, salí de mi cuerpo y me encontré flotando por un túnel hacia la Luz. En esa dimensión experimenté algo indescriptible… un sentimiento de libertad que es gozo, amor incondicional y al mismo tiempo sentido de pertenencia con todo lo que existe… todo junto y mucho más que eso… Esta experiencia me liberó del miedo a morir y me ha permitido estar mas presente en la vida apreciando cada momento que me es dado.  En el año 2000, tuve otra intervención quirúrgica que me dejó un grave problema de salud, del cual obtuve remisión permanente a través de la práctica del Yoga Nidra.

Yo ofrezco soluciones a través de trabajo uno a uno, en grupos, seminarios, clases y retiros. Te puedo asistir, sea que busques resolución a nivel personal, familiar o para tu compañía u organización."